¿De qué va esto?

En 1930, un escritor húngaro llamado Frigyes Karinthy propuso la hipótesis de de los seis grados de separación: que una persona puede estar conectada a cualquier otra persona del planeta a través de una cadena de conocidos que no tiene más de cinco intermediarios, es decir, es posible conectar a dos personas con sólo seis enlaces.

Frigyes Karinthy (By Pilgab at hu.wikipedia
[Public domain], from Wikimedia Commons)
James Fowler, profesor de la Universidad de California, explica para el programa Redes, de TVE, uno de los experimentos más conocidos para confirmar la hipótesis de los seis grados de separación:
[...] en los años 60 con la investigación de Stanley Milgram, que tenía mucha curiosidad por saber cuántos grados tendríamos que superar para establecer una serie de conexiones fuertes entre el lugar donde uno se encuentra y cualquier persona en el mundo, es decir, por cuántos amigos de amigos de amigos tendríamos que pasar para que el mundo entero estuviera conectado. Lo que hizo Milgram fue coger un fajo de cartas y enviarlas a una pequeña ciudad del centro de los Estados Unidos y le dijo a un grupo de gente: "Quiero que enviéis estas cartas a una persona que no conocéis, en Boston, Massachusetts, pero no podéis simplemente enviársela por correo, tenéis que entregársela a un amigo suyo, tenéis que enviársela por correo a un amigo, a alguien que conocéis personalmente y decirme quién es esa persona." Al final, recogió todas las cartas y fue apuntando el número de pasos necesarios para llegar al destinatario desde un lugar muy remoto donde nadie lo conocía. Sumó el total, calculó la media y el resultado fue seis. Es la media necesaria para poder comunicarse con cualquiera en nuestro planeta, pero lo fascinante es que Duncan Watts llevó a cabo otro estudio con el correo electrónico y obtuvo la misma cifra pero, en lugar de hacerlo con distintos lugares en los Estados Unidos, lo hizo con gente de todo el mundo. Y descubrió que, de verdad, sólo se necesitan seis pasos para llegar a cualquier persona del mundo.
Con el nacimiento de las redes sociales en el siglo XXI, especialmente a partir del impulso de Facebook estrenado en 2004, parece que el número de enlaces puede haberse reducido. La misma red Facebook promovíó en 2011 un estudio con sus más de 700 millones de usuarios, con los que contaba en aquel momento, y el resultado fue una separación de hasta 3,74 grados (Ugander et al. 2011, Backstrom et al. 2012).

Por último, Fowler estudió además la difusión de la influencia y encontró que los comportamientos se reproducen hasta en tres grados. Realizó varios estudios para confirmar esta hipótesis sobre comportamientos relativos a la obesidad y el tabaquismo con los mismos resultados (Christakis y Fowler2007, Christakis y Fowler 2008, Bond et al. 2012).

"James fowler at poptech 2009". Licensed under
CC BY-SA 3.0 via Wikipedia
La vuelta al mundo en 3 grados hace referencia a estas teorías. Este blog nació en 2011 con el propósito de dar cumplimiento a mis actividades académicas en el Máster de educación y comunicación en la red, en la UNED, y se ha mantenido hasta ahora como un portfolio en el que compartir trabajos e inquietudes sobre temas tan variados como las tecnologías en la educación, las redes sociales, el e-learning, los videojuegos y la accesibilidad en todos estos ámbitos.
En el siguiente enlace se encuentra la entrevista de Eduard Punset a James Fowler, con transcripción a texto: El poder de las redes sociales

Si has llegado hasta aquí, espero que disfrutes del blog. Puedes contactar conmigo a través de la página de contacto.

Referencias:
  • Backstrom, L., Boldi, P., Rosa, M., Ugander, J., & Vigna, S. (2012, June). Four degrees of separation. In Proceedings of the 4th Annual ACM Web Science Conference (pp. 33-42). ACM. Disponible en: http://arxiv.org/abs/1111.4570 [último acceso: 30/12/2015]
  • Bond, R. M., Fariss, C. J., Jones, J. J., Kramer, A. D., Marlow, C., Settle, J. E., & Fowler, J. H. (2012). A 61-million-person experiment in social influence and political mobilization. Nature, 489(7415), 295-298.
  • Christakis, N. A., & Fowler, J. H. (2008). The collective dynamics of smoking in a large social network. New England journal of medicine, 358(21), 2249-2258. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2822344/ [último acceso: 30/12/2015]
  • Christakis, N. A., & Fowler, J. H. (2007). The spread of obesity in a large social network over 32 years. New England journal of medicine, 357(4), 370-379.
  • Karinthy, F. (1929). Chain-links. Everything is the Other Way. Disponible en: https://djjr-courses.wdfiles.com/local--files/soc180%3Akarinthy-chain-links/Karinthy-Chain-Links_1929.pdf [último acceso: 30/12/2015]
  • Ugander, J., Karrer, B., Backstrom, L., & Marlow, C. (2011). The anatomy of the facebook social graph. arXiv preprint arXiv:1111.4503. Disponible en: http://arxiv.org/abs/1111.4503 [último acceso: 30/12/2015]
¿De qué va esto? ¿De qué va esto? Reviewed by Emilio Ferreiro on 20.12.17 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.